Diferencias entre goteros autocompensantes y turbulentos

Los goteros constituyen una de las mejores opciones cuando queremos regar grandes extensiones de cultivos, así que, si se plantea la instalación de sistemas de riego por goteo, uno de los aspectos a plantearse es si vamos a trabajar con un gotero compensante o con un turbulento. Para poder realizar una elección acertada, debemos entender primero cuál es la diferencia entre goteros autocompensantes y turbulentos. Técnicamente, los dos son muy parecidos ya que están diseñados para dar un caudal determinado.

  • La principal diferencia que se encuentra entre ellos es que el gotero autocompensante con la membrana que posee consigue controlar el caudal de paso sin importar la presión de entrada, en cambio, el gotero turbulento no es capaz de mantener un caudal uniforme si la presión varía.
  • La segunda diferencia está en que el gotero autocompensante se usa en topografías con desniveles importantes y el gotero turbulento en topografías con poco desnivel o con inexistencia de pendientes.

¿Qué es un gotero autocompensante?

Al haber mencionado las diferencias existentes entre los goteros compensantes y turbulentos, es necesario que se defina qué es un gotero autocompensante. Es una pieza de fibra o plástico formada por una membraba que se encarga de suministrar agua y funciona bajo presión. Los goteros autocompensantes son utilizados en los sistemas de riego por goteo, facilitan un riego más controlado por el hecho de que cada emisor de goteo funciona con un caudal que se establece con anterioridad permitiendo así que se calcule con facilidad la cantidad de agua que se utiliza durante un período de tiempo determinado. Con este funcionamiento se garantiza un riego más eficiente reduciendo el riesgo de regar de forma excesiva o insuficiente el cultivo evitando que se estropee el cultivo que se tenga.

Es importante destacar que antes de se desarrolle este tipo de goteros, las instalaciones de riego por goteo eran muy complejas por el hecho de que se tenía conseguir una presión homogénea en las distintas partes de la instalación obligando a realizar tiradas de portagoteros mucho más cortas y a usar elementos de regulación por toda la red instalada.

 ¿Cuándo usar goteros autocompensantes?

Cuando hemos definido lo que es un gotero autocompensante, hemos arrojado luz de cuando se usar uno de ellos. Es necesario aclarar que su uso depende algunos factores y, por lo tanto, es recomendable usar un gotero autocompensante en los dos siguientes casos:

  1. Cuando nos encontramos ante terrenos que cuentan con desniveles significantes ya que otros sistemas no responden bien ante las presiones que ejerce el agua en ellos, pudiendo provocar descompensaciones muy acusada que causen riego excesivo o escaso.
  2. Cuando la tubería de riego por goteo tiene una longitud de más de 25 mm.

En resumidas cuentas, generalmente, se va a usar goteros autocompensantes cuando se tengan desniveles que de alguna manera vayan a afectar a nuestro sistema de riego. Así que ya sabes, cuando te encuentres en un terreno con excesivo desnivel, podrás usar este tipo de sistema. Incluso, si lo necesitas, existe la tubería con gotero integrado autocompensante. Si estás interesado, puedes echarle un vistazo en nuestra tienda online.

¿Qué es un gotero turbulento?

Este constituye el primer tipo de gotero que se desarrolló para el sistema de riego, de hecho, se llama en ocasiones simplemente “gotero”. El caudal de emisión del gotero turbulento depende en gran medida de la presión de trabajo. Funciona variando los litros por minuto del caudal dependiendo de la presión que se esté ejerciendo, lo que implica que no es el más adecuado cuando existen grandes pendientes o niveles, ya que el último gotero de la línea no va a recibir para nada el mismo flujo de agua que los primeros.

Es destacable que son mucho más económicos que los anteriormente descritos, es decir, los goteros autocompensantes, porque no cuentan con el sistema de membrana de estos últimos. El no poseer la membrana constituye una desventaja ya que no van a ser capaces de mantener el caudal uniforme que surjan ante las variaciones de presión. De esta manera, si nuestro cultivo se encuentra en un terreno sin cambios de presión bruscos, sin desniveles, la opción perfecta será la utilización de goteros turbulentos que nos ayudarán a ahorrar una gran cantidad de agua.

¿Cuál es la presión necesaria para un riego por goteo?

Quizás se tenga la idea de que se necesita mucha presión para instalar un sistema de riego por goteo, pero en realidad, las instalaciones de este tipo de riego necesitan poca presión para funcionar de forma correcta y se calcula que la presión necesaria para un riego por goteo es de aproximadamente 1.2 bares, por lo tanto, en ocasiones es necesario que se instalen reductores de presión que son muy fáciles de integrar para que los goteros, las uniones y demás componentes funcionen correctamente. Así que ya sabes, un exceso de presión puede llegar a provocar hacer saltar los goteros y demás elementos incluidos en el sistema de riego por goteo.

¿Qué es un emisor autocompensante?

Antes de definir qué es un emisor compensante es necesario saber que los emisores son dispositivos que controlan la salida del agua desde las tuberías laterales. Ahora bien, un emisor compensante tiene un dispositivo que permite cambiar el tamaño del conducto con relación a la presión de entrada. El dispositivo que posee es, generalmente, una membrana flexible denominada diafragma, que se deforma bajo el efecto de la presión, causando la limitación del caudal.

Un emisor compensante debe poseer las siguientes características:

  1. Fácil instalación
  2. Poca sensibilidad a las variaciones de presión
  3. Poca sensibilidad a la obstrucción
  4. Mantenimiento de sus características a lo largo del tiempo
  5. Bajo coste.

Esperamos que te sirva de ayuda este artículo a fin de que sepas elegir cuál es el tipo de gotero que necesitas para tu plantación o cultivo y que de alguna manera hayas ampliado tus conocimientos acerca de los aspectos y componentes tratados en estos párrafos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.